CONSUMIR LECHE NO AYUDA A LOS HUESOS… EN LA MENOPAUSIA

Un estudio llevado a cabo por la Sociedad Norteamericana de Menopausia ha puesto de manifiesto que el consumo de lácteos no ayuda a prevenir la pérdida ósea o las fracturas relacionadas con la edad y, especialmente, durante la menopausia.

Durante la infancia se suele recomendar el consumo de leche ya que los productos lácteos contienen más de 12 nutrientes esenciales que promueven la mineralización ósea, incluidos calcio, fósforo, vitamina D y proteínas de alta calidad.

Desafortunadamente, a medida que las mujeres entran en la transición de la menopausia, la pérdida ósea se acelera y puede conducir a la osteoporosis.

En este sentido, en el estudio, publicado en la revista ‘Menopause’, se ha comprobado que la ingesta de estos alimentos no ralentiza esta pérdida ósea ni mitiga el riesgo de fracturas.

Deja un Comentario